Familia Luna, Luna celebra

Frescolitos Wedding: La boda

¡Suficiente de vestidos!

Les cuento que para mí, lo más importante fue parecerme a mí y lograr que en la totalidad de los elementos que conformaban ese look de novia, estuviera Crystal presente. No me enfoqué en el vestido más bello, ni en el velo más especial, ni en la cola más larga, ni el tocado más grande o único, más bien me esforcé en hacer que todas las piezas hicieran armonía una con la otra, para que debajo del velo, el vestido blanco, el peinado, me destacara YO.

Un factor importantísimo para esto fue conocer el lugar donde iba a ser la boda. ¿Por qué? ¡Porque influye muchísimo!

luna_colada_boda_lugar-y-hora

Mi boda la pauté para las cinco de la tarde en la Catedral. Ya de por sí la hora me daba un sentido general romántico, quizás sin brillo o con algún brillo que se valga en la tarde y que se vea bonito al atardecer.

Los colores del atardecer inspiraron los colores del cortejo, y había una armonía con la luz de la tarde. Es un poco osado no tener un vestido igual para las damas, pero en mi caso confié muchísimo en su gusto y pensé que cada una en su estilo sería mejor opción que un vestido impuesto por mí. Así fue: miren el cortejo de damas aquí debajo, todas en distintos tonos pero bajo una sola armonía.

frescolitos-wedding-damas

luna_colada_boda_cortejo

luna_colada_boda_cortejo2

luna_colada_boda_colores-cortejo2

En conclusión, todos los elementos de la boda deben estar en armonía con el lugar y la hora que elijas, así todo formará parte de la misma historia.

La logística

Mi hermana y yo vivimos muchos años fuera y teníamos muchas amistades que vendrían de todas partes. Además, Mariano es de Venezuela y, por supuesto, habían muchas muchas personas que venían de allá.

Para facilitarle la vida a todos, Mariano y yo hicimos una página web con toda la información necesaria para planificar la estadía en República Dominicana. Desde las actividades pre y post boda, hasta los lugares que podrían visitar, actividades que podrían hacer si deseaban quedarse, y tips en general (transporte, salón, restaurantes).

Hoy en día hay muchas plantillas ya hechas para hacer este tipo de páginas, y la verdad es que es un éxito, pues en esos meses todos los invitados tienen preguntas y a pesar de una que otra un poco más específica, ¡todas se responden consultando esta página! En nuestro caso, ¡gracias a Nefi Florián por interpretar exactamente lo que quería lograr con esta página!

Igualmente, los datos que estaban en la página web, los imprimí en un brochure que pusimos dentro de un kit de bienvenida para los invitados.

luna_colada_boda_kits-bienvenida

El día

Al final, ¡la realidad es que fue un día mágico en mi vida! ¡Cada instante desde el momento en que me desperté fue inolvidable! Les pudiera contar por horas pero prefiero que éstas imágenes hablen por sí solas.

Algo que sí quiero compartirles es que lo más especial no fue planificarla, elegir colores, olores, formas, flores, bizcochos y palmeras… lo más especial y lo que quedará por siempre grabado en mi corazón fue lo mucho que disfruté el momento. Sin estrés, sin miedo, sino al revés, ¡llena de pie a cabeza de una genuina emoción y adrenalina increíble!

Aquí les comparto detalles y momentos imposible de olvidar, desde la mañana hasta la madrugada.

Mi media colada.

luna_colada_boda_foto-man%cc%83anera-mich

El abrazo de mi mamá cuando me levanté el día del matrimonio.

luna_colada_boda_abrazo-mami

Mi querida Nani planchándome el velo.

luna_colada_boda_planchando-velo

Mi habitación mientras nos preparábamos.

luna_colada_boda_habitacion-con-chicas

Este lazo era parte del vestido, el otro lazo a la derecha de la foto, era uno igual que el de los pajes que yo quise que me hicieran a mi también. La liga y un pañuelo súper especial, con el que se casó una abuelita de un gran amigo en el año 1958. Es una belleza y desfilé con él –después de todo, “something borrowed”–.

luna_colada_boda_fotos-lazo-mio-lazo-paje

El misal.

crystal-jimenez-vicens-misal

Minutos antes de entrar a la iglesia: la cara de papi es única; creo que estaba analizando todo.

luna_colada_boda_destacara-yo

El cortejo de los hombres gozando camino a la iglesia. Por supuesto, ¡tomando y celebrando desde temprano!

luna_colada_boda_cortejo-hombres-gozando

El trencito de la Zona Colonial para el transporte de los invitados.

luna_colada_boda_tren-invitados

El Beetle vintage que nos trasladó de la Catedral a las Ruinas de San Francisco.

luna_colada_boda_foto-beetle

Sr. y Sra. Briceño.WOW. ¡Qué felicidad ese momento!

luna_colada_boda_just-married

luna_colada_boda_just-married-2

Al salir, se escuchaba una voz diciendo: “¡Cárgala, cárgala!”. La foto resultante de frente es bella, pero me parece que este lente que captó el momento por atrás es espectacular también.

luna_colada_boda_cargala

No hice fotos antes de la iglesia. No quería que Mariano me viera vestida de novia antes de casarnos, así que al llegar de la Catedral, mientras mis invitados disfrutaban de una Big Band y un cóctel, Mariano y yo pasamos al área principal y nos hicimos fotos ahí.

fotos-post-ceremonia

A little party never killed nobody…

luna_colada_boda_a-little-party-never

Días antes ensayamos un bailecito familiar, que hicimos en medio de la fiesta para animarla.

luna_colada_boda_ensayo-baile-familiar

Nani “fajá” bailando.

luna_colada_boda_nani-bailando

No tuve hora loca per se, pero sí tuve estas hermosas chicas, ex colegas mías de Hotel Burlesque, quienes salieron a repartir mini botellas de Tequila Patrón y bailaron hasta más no poder.

luna_colada_boda_ultima-foto

A las novios, un solo consejo: Gócense su boda juntos y disfruten cada instante, ¡pues pasa volando!